Julio Escamez, oleo sobre tela